Esta Sección de la Liga Iberoamericana de Astronomía tiene como objetivo fundamental: La divulgación de la Ciencia orientada a los Exoplanetas o planetas extrasolares. Vincular y organizar a los Observadores con este interés en particular. La difusión de las nuevas técnicas empleadas por los aficionados para la detección de Exoplanetas. El colectar los reportes de Observadores para futuros proyectos de investigación en colaboración con profesionales.

Descubierto un tercer planeta en el sistema circumbinario de Kepler-47

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 17 ABRIL, 2019 ·
17/4/2019 de San Diego State University / The Astronomical Journal


Ilustración de artista del sistema planetario circumbinario Kepler-47, en el que se sabe que hay tres planeta en órbita alrededor de una pareja de estrellas. Crédito: NASA/JPL Caltech/T. Pyle.

Un equipo de astrónomos ha descubierto un tercer planeta en el sistema de Kepler-47, hecho que lo convierte en el más interesante con estrellas binarias. El nuevo planeta, de tamaño intermedio entre Saturno y Neptuno, están en órbita entre dos planetas ya conocidos con anterioridad.

Con sus tres mundos en órbita alrededor de dos soles, Kepler-47 es el único sistema circumbinario con múltiples planetas del que se tiene noticia.

Con el descubrimiento del planeta nuevo, los investigadores han conseguido conocer mejor el sistema. Por ejemplo, saben ahora que los planetas de este sistema circumbinario tienen una densidad muy baja, inferior a la de Saturno, el planeta con menor densidad del Sistema Solar.

Los planetas poseen temperaturas bastante moderadas. La temperatura de equilibrio de Kepler-47d es aproximadamente de 10ºC, mientras que la de Kepler-47c es de 32 ºC. El planeta más interior, y también el más pequeño, está mucho más caliente, con temperatura de equilibrio de 169ºC.

[Fuente]

Anuncios

Potentes partículas y mareas pueden afectar a la vida extraterrestre

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 17 ABRIL, 2019 ·
17/4/2019 de The University of Arizona / The Astrophysical Journal


Ilustración de artista del paisaje que daría la bienvenida a los visitantes del planeta TRAPPIST-1f. Si el planeta está acoplado por marea, la “región del terminador” que divide las caras diurna y nocturna del planeta podrían ser un lugar donde la vida podría parecer, incluso si la cara diurna es bombardeada por protones energéticos. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Desde su descubrimiento en 2016, los científicos planetarios han estado interesados en TRAPPIST-1, un sistema donde siete planetas rocosos del tamaño de la Tierra están en órbita alrededor de una estrella fría. Tres de los planetas se encuentran en la zona habitable, la región del espacio donde el agua líquida puede permanecer en las superficies de los planetas. Pero dos nuevos estudios realizados por científicos de la Universidad de Arizona y del Laboratorio Planetario y Lunar pueden obligar a los astrónomos a redefinir la zona habitable de TRAPPIST-1.

Los tres planetas de la zona habitable están probablemente enfrentándose a un enemigo formidable de la vida: partículas de alta energía expulsadas por la estrella. Por primera vez, Federico Fraschetti y un equipo de científicos del Centro de Astrofísica Harvard y Smithsonian han calculado lo fuerte que estas partículas están azotando a los planetas.

Mientras, Hamish May (Laboratorio Planetario y Lunar) ha descubierto que las fuerzas de marea que ejercen unos planetas sobre otros está produciendo fenómenos de tira y afloja gravitatorios en sus superficies, posiblemente provocando actividad volcánica o calentando océanos aislados por capas de hielo en planetas que, bajo otras condiciones, serían demasiado fríos para mantener vida.

[Fuente]

TESS descubre su primer planeta del tamaño de la Tierra

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 16 ABRIL, 2019 ·
16/4/2019 de Carnegie Science / The Astrophysical Journal Letters


Ilustración de artista de HD 21749c, el primer planeta del tamaño de la Tierra encontrado por el satélite TESS, así como un planeta hermano, HD 21749b, de la clase de los subneptunos. Crédito: Robin Dienel, cortesía de la Institución Carnegie para la Ciencia.

Un sistema cercano alberga el primer planeta del tamaño de la Tierra descubierto por el satélite TESS (Transiting Exoplanets Survey Satellite) de NASA, así como un mundo caliente de tamaño inferior al de Neptuno.

Con una órbita que tarda 36 días en completar, el subneptuno HD 21749b tiene unas 23 veces la masa de la Tierra y unas 2.7 veces su radio. Su densidad indica que el planeta posee una atmósfera sustancial pero no es rocoso, así que podría, en principio, ayudar a los astrónomos a entender la composición y evolución de las atmósferas de los planetas de tipo subneptuno más fríos.

HD 21749b no está solo en el sistema sino que se encuentra acompañado por un planeta hermano, HD 21749c, que tarda 8 días en completar una órbita alrededor de su estrella anfitriona y que es mucho más pequeño, de tamaño parecido al de la Tierra.

[Fuente]

Encuentran evidencia de un planeta con una masa 13 veces mayor que la de Júpiter

POR FERNANDO BALLESTEROS · PUBLICADA 11 ABRIL, 2019 ·


Astrónomos brasileños encuentran la primera evidencia de un exoplaneta orbitando alrededor de un sistema estelar binario en el cual una de las dos estrellas está muerta. Los hallazgos se acaban de publicar en el Astronomical Journal. El planeta en cuestión es extremadamente grande, “con una masa casi 13 veces la de Júpiter. Es la primera confirmación de un exoplaneta en un sistema de este tipo”, según Leonardo Andrade de Almeida, primer autor del artículo.

El sistema en cuestión, llamado KIC 10544976, y ubicado en la constelación de Cygnus en el hemisferio celeste norte, consiste en una enana blanca (una estrella muerta de baja masa con una temperatura superficial alta) y una enana roja (una estrella viva con una masa pequeña en comparación con la de nuestro Sol). Se desconoce cómo se formó el planeta que orbita el centro de masas de este sistema binario. Una hipótesis es que se desarrolló al mismo tiempo que las dos estrellas miles de millones de años atrás. Otra hipótesis es que se formó a partir del gas expulsado durante la muerte de la enana blanca, convirtiéndolo en un planeta de segunda generación.

[Fuente]

Fragmentos de un planeta sobreviven a la destrucción de su estrella

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 5 ABRIL, 2019 ·
5/4/2019 de Instituto de Astrofísica de Canarias / Science


Representación artística de un fragmento planetario orbitando a la estrella SDSS J122859.93+104032.9, dejando una estela de gas tras él. Crédito: University of Warwick/Mark Garlick.

Un grupo de astrónomos, liderado por la Universidad de Warwick y en el que participa personal investigador del IAC y la ULL, ha descubierto fragmentos de un planeta que ha sobrevivido a la muerte de su estrella, dentro de un disco de escombros formado por otros planetas destruidos que sirven de alimento al astro anfitrión.

Los restos de este planeta, rico en hierro y níquel, sobrevivieron a la destrucción de todo el sistema, que siguió a la muerte de su estrella anfitriona, SDSS J122859.93+104032.9. Se piensa que el planetesimal formó parte alguna vez de un planeta más grande. Su supervivencia es especialmente asombrosa ya que orbita muy cerca de su estrella, mucho más de lo que se creía posible, en una órbita de dos horas.

En este descubrimiento que hoy publica la revista Science es la primera vez que se ha usado la espectroscopía para descubrir un cuerpo sólido en órbita alrededor de una enana blanca. En concreto, se han utilizado las variaciones sutiles en la luz recibida de este sistema para identificar el material adicional que está siendo arrancado de la superficie del planetesimal.

Los astrónomos estiman que este cuerpo debe de tener un tamaño de al menos un kilómetro, aunque podría alcanzar unos pocos cientos de kilómetros de diámetro, comparándose con algunos de los asteroides más grandes conocidos en el Sistema Solar.

La gravedad de la enana blanca es de cerca de 100.000 veces la de la Tierra. Esto significa que un asteroide típico sería destruido por sus fuerzas gravitacionales si pasase demasiado cerca de ella. El profesor Boris Gänsicke, coautor del estudio y también investigador del Departamento de Física de la Universidad de Warwick, comenta: “El planetesimal que hemos descubierto está en lo profundo del pozo gravitacional de la enana blanca, mucho más cerca de donde esperábamos encontrar algo. Esto solo es posible porque es muy denso o porque tiene una fuerza interna que lo mantiene unido. Por eso proponemos que está compuesto en gran medida de hierro y níquel”. Y añade: “Si fuera hierro puro podría sobrevivir donde se encuentra ahora, pero igualmente podría tratarse de un cuerpo rico en hierro con una gran fuerza interna para mantenerlo unido, lo que coincide con el hecho de que el planetesimal sea un fragmento muy denso del núcleo de un planeta. Si esto es correcto, el cuerpo original habría tenido cientos de kilómetros de diámetro”.

[Fuente]

El satélite de los exoplanetas, listo para volar

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 1 ABRIL, 2019 ·
1/4/2019 de ESA


El satélite Cheops. Crédito: ESA – S. Corvaja.

Cheops, el Satélite para la Caracterización de Exoplanetas de la ESA, ha sido declarado listo para volar una vez concluida la serie de pruebas finales de la nave.

Cheops será el segundo pasajero a bordo del cohete Soyuz-Fregat que saldrá del Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa) entre el 15 de octubre y el 14 de noviembre de 2019. Durante los meses que quedan hasta su envío al lugar del lanzamiento, el satélite permanecerá en las instalaciones de Airbus Defence and Space en Madrid.

“Estamos encantados de lanzar Cheops este mismo año —señala Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA—. Con sus observaciones de altísima precisión de estrellas que ya sabemos que albergan exoplanetas, la misión nos permitirá una primera caracterización de la composición y la naturaleza de planetas más allá de nuestro Sistema Solar”.

Cheops es una misión de seguimiento: observará estrellas brillantes que albergan exoplanetas para medir las pequeñas variaciones en su brillo debidas al tránsito por delante del disco estelar, centrándose sobre todo en aquellas estrellas con planetas de tamaño entre la Tierra y Neptuno. Al saber cuándo y a dónde apuntar para captar estos tránsitos, Cheops mostrará una enorme eficiencia, maximizando el tiempo dedicado a monitorizar los tránsitos.

La observación de los tránsitos proporcionará medidas precisas del tamaño de un planeta. Estos datos, combinados con información conocida sobre la masa del planeta, permitirán determinar su densidad, lo que a su vez nos ofrecerá claves sobre su composición y estructura al indicar, por ejemplo, si es predominantemente rocoso o gaseoso, o si contiene océanos de importancia.

[Fuente]

Datos de la misión TESS conducen al descubrimiento de un planeta del tamaño de Saturno

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 28 MARZO, 2019 ·
28/3/2019 de Iowa State University / The Astronomical Journal


En esta ilustración, un Saturno caliente pasa por delante de su estrella anfitriona. Crédito: Gabriel Perez Diaz, Instituto de Astrofísica de Canarias.

Datos de la misión TESS de NASA han permitido la identificación del primer planeta para el cual pueden medirse las oscilaciones de su estrella anfitriona.

El planeta, designado como TOI 197.01 (TOI son las siglas en inglés de Objeto de Interés de TESS), ha sido descrito como un “Saturno caliente”, por tener el mismo tamaño que dicho planeta y hallarse muy cerca de su estrella, completando una órbita en solo 14 días, por lo que está muy caliente.

Comparando las oscilaciones de la estrella anfitriona, TOI-197, con las de nuestro Sol, los investigadores determinaron que tiene 5 mil millones de años de edad y es un poco más pesada y grande que el Sol. También determinaron que TOI-197.01 es un planeta de gas con un radio unas nueve veces el de la Tierra, aproximadamente el tamaño de Saturno. Su densidad es unas 13 veces menor que la de la Tierra, aunque su masa es 60 veces mayor que la de nuestro planeta.

[Fuente]