Esta Sección de la Liga Iberoamericana de Astronomía tiene como objetivo fundamental: La divulgación de la Ciencia orientada a los Exoplanetas o planetas extrasolares. Vincular y organizar a los Observadores con este interés en particular. La difusión de las nuevas técnicas empleadas por los aficionados para la detección de Exoplanetas. El colectar los reportes de Observadores para futuros proyectos de investigación en colaboración con profesionales.

Los planetas alrededor de otras estrellas son idénticos como gotas de agua

por Amelia Ortiz · Publicada 16 enero, 2018 ·
16/1/2018 de W.M. Keck Observatory / The Astronomical Journal


El sistema planetario de Kepler-11 (mostrado aquí en una ilustración de artista) es uno de los sistemas multiplanetarios estudiados por la Dra. Weiss y su equipo. Crédito: NASA/T. PYLE.

Un equipo internacional de investigadores dirigido por Lauren Weiss (Universidad de Montreal) ha descubierto que los exoplanetas en órbita alrededor de una misma estrella tienden a tener tamaños similares y separaciones regulares entre sus órbitas. Este patrón podría sugerir que la mayoría de los sistemas planetarios ha tenido una historia de formación distinta de la de nuestro Sistema Solar.

Gracias en parte al telescopio Kepler de NASA, actualmente se conocen varios miles de exoplanetas. Esta gran muestra permite a los investigadores no solo estudiar sistemas individuales, sino también alcanzar conclusiones sobre los sistemas planetarios en general.

En un nuevo análisis, la Dra. Weiss y su equipo han estudiado 909 planetas pertenecientes a 355 sistemas con múltiples planetas. La mayoría están situados a entre 1000 y 4000 años-luz de la Tierra.

Empleando el análisis estadístico, los investigadores hallaron dos patrones sorprendentes. Encontraron que los exoplanetas tienen tendencia a tener los mismos tamaños que sus vecinos. Si un planeta es pequeño, el planeta siguiente alrededor de la misma estrella es muy probable que sea también pequeño, y si es grande, el próximo probablemente será grande. También han descubierto que los planetas en órbita alrededor de una misma estrella tienden a presentar un espaciado orbital regular.

Esto tiene consecuencias para las teorías de formación de sistemas planetarios, sugiriendo que la mayoría de los sistemas con estas características no ha sufrido ninguna perturbación desde su formación.

[Fuente]

Anuncios

Científicos ciudadanos descubren un sistema de cinco planetas

por Amelia Ortiz · Publicada 15 enero, 2018 ·
15/1/2018 de Caltech / The Astronomical Journal


Ilustración de artista del sistema K2-138, el primer sistema de varios planetas descubierto por científicos ciudadanos. La estrella central es ligeramente más pequeña y fría que nuestro Sol. Los cinco planetas conocidos tienen tamaños comprendidos entre el de la Tierra y Neptuno. El planeta b podría ser rocoso, pero los planetas c,d,e y f probablemente contengan grandes cantidades de hielo y de gas. Los cinco planetas tienen periodos orbitales de menos de 13 días y son increíblemente calientes, con temperaturas entre los 400 y los 1000 ºC. Crédito: NASA/JPL-Caltech/R. Hurt (IPAC)

El proyecto de ciencia ciudadana Exoplanet Explorers ha permitido el descubrimiento de un nuevo sistema planetario con cinco planetas, gracias al análisis realizado por voluntarios que participan en este proyecto, durante un evento de 3 días de duración llamado Stargazing Live, retransmitido por el canal de televisión ABC Australia. Se trata del primer sistema con varios planetas descubierto enteramente por voluntarios.

Después de que el descubrimiento se anunciara en Stargazing Live, la investigadora Jessie Christiansen y su equipo continuaron el estudio del sistema, llamado K2-138. Validaron estadísticamente el conjunto de señales de los planetas, concluyendo que era “extremadamente probable” que las señales correspondieran a planetas verdaderos. También descubrieron que los planetas se hallan en órbita cumpliendo una interesante relación matemática llamada resonancia: cada planeta tarda casi exactamente un 50 por ciento más en completar una órbita alrededor de la estrella que el planeta siguiente más cercano a la estrella. Los investigadores encontraron también un quinto planeta en la misma cadena de resonancias, así como indicios de un sexto planeta.

Se trata del único sistema con una cadena ininterrumpida de resonancias en esta configurarción y podría proporcionar pistas a los teóricos que buscan desvelar los misterios de la formación y migración de planetas.

[Fuente]

Las estrellas rica en hierro albergan planetas con periodos orbitales más cortos

por Amelia Ortiz ·
11/1/2018 de SDSS


Ilustración artística de cómo el contenido en hierro de una estrella puede influir sobre sus planetas. Una estrella normal (marcada en verde) es más probable que albergue un planeta de periodo más largo (órbita verde) mientras que una estrella rica en hierro (marcada en amarillo) es más probable que albergue un planeta de periodo más corto (órbita amarilla). Crédito: Dana Berry/SkyWorks Digital Inc.; colaboración SDSS.

Un equipo de astrónomos del proyecto de rastreo digital del cielo Sloan (Sloan Digital Sky Survey, SDSS) ha descubierto que la composición química de una estrella puede ejercer una influencia inesperada sobre su sistema planetario, un descubrimiento hecho posible gracias al rastreo SDSS de estrellas observadas por la nave espacial Kepler de NASA y que promete ampliar nuestros conocimientos sobre cómo se forman y evolucionan los planetas extrasolares.

Los investigadores han descubierto que la estrellas con las concentraciones más altas de hierro tienden a albergar planetas que están en órbita bastante cerca de ellas (a menudo con periodos orbitales de menos de ocho días) mientras que las estrellas con menos hierro tienden a albergar planetas con periodos más largos que se hallan más lejos de ellas.

Las investigaciones futuras de este efecto pueden ayudarnos a comprender toda la variedad de sistemas planetarios de nuestra Galaxia y arrojar luz acerca de por qué se encuentran los planetas en los lugares en que están.

[Fuente]

Los planetas habitables alrededor de púlsares son teóricamente posibles

por Amelia Ortiz · Publicada 20 diciembre, 2017 ·
20/12/2017 de Astronomie.nl / Astronomy & Astrophysics


Representación artística de un planeta habitable (centro) cerca de un púlsar (derecha). Dicho planeta debe de tener una atmósfera enorme que convierta los rayos X y las partículas de alta energía letales del púlsar en calor. Crédito: Institute of Astronomy, University of Cambridge.

Es teóricamente posible que existan planetas habitables alrededor de púlsares. Dicho planetas deben de tener una atmósfera enorme que convierta los rayos X y las partículas de alta energía letales del púlsar en calor.

Los púlsares son famosos por sus condiciones extremas. Son estrellas de neutrones de tan solo entre 10 y 30 km de diámetro. Poseen campos magnéticos enormes, acretan materia y explotan regularmente emitiendo grandes cantidades de rayos X y otras partículas energéticas. A pesar de ello, Alessandro Patruno (Leiden University y ASTRON) y Mihkel Kama (Leiden University y Cambridge University) sugieren que podría haber vida en las cercanías de estas estrellas.

Es la primera vez que los astrónomos tratan de calcular la zona habitable en estrellas de neutrones. Los cálculos muestran que la zona habitable alrededor de una estrella de neutrones puede ser tan grande con la distancia entre nuestra Tierra y el Sol. Una premisa importante es que el planeta debe de ser una supertierra con masa entre una y diez veces la de nuestra Tierra. Un planeta más pequeño perdería su atmósfera en unos pocos miles de años. Además la atmósfera debe de ser un millón de veces más densa que la de la Tierra. Las condiciones en la superficie del planeta podrían parecerse a las encontradas a gran profundidad bajo el mar en la Tierra.

Los astrónomos estudiaron el púlsar PSR B1257+12, ubicado a unos 2.300 años-luz en la constelación de Virgo. Tres planetas están en órbita alrededor de este púlsar. Dos de ellos son supertierras con masa entre 4 y 5 veces la de nuestro planeta. Los planetas se hallan en órbitas suficientemente cercanas al púlsar como para que éste los caliente. Patruno explica que “según nuestros cálculos, la temperatura de los planetas podría ser adecuada para la presencia de agua líquida en su superficie. Sin embargo, todavía desconocemos si las dos supertierras poseen la atmósfera extremadamente densa necesaria”.

[Fuente]

Microorganismos fósiles antiguos indican que la vida en el Universo podría ser común

por Amelia Ortiz · Publicada 20 diciembre, 2017 ·
20/12/2017 de UCLA / Proceedings of the National Academy of Sciences


Un microorganismo analizado por los investigadores. Crédito: J. William Schopf/UCLA.

Un nuevo análisis de los microorganismos fósiles más antiguos conocidos proporciona pruebas sólidas que apoyan la idea de que la vida es algo común en el Universo. Los microorganismos, de Australia Occidental, tienen 3.465 millones de años de edad. Los investigadores de UCLA y la Universidad de Winsconsin-Madison afirman que dos de las especies que han estudiado parecen haber realizado una forma primitiva de fotosíntesis, otra aparentemente produjo gas metano y otras dos parecen haber consumido metano y haberlo utilizado para construir las paredes de sus células.

La prueba de que un grupo diverso de organismos había evolucionado ya extremadamente temprano en la historia de la Tierra, combinado con el vasto número de estrellas del Universo y de que muchas de ellas tienen planetas en órbita, apoya la hipótesis de la existencia de vida en otros lugares del Universo porque habría sido extremadamente poco probable que la vida se formase rápidamente en la Tierra pero no apareciese en otros lugares.

“Hace 3465 millones de años, la vida ya era diversa en la Tierra; eso está claro: fotosintetizadores primitivos, productores de metano, consumidores de metano”, explica J. William Schopf (UCLA). “Se trata de los primeros datos que muestran la gran diversidad de organismos en aquella época de la historia de la Tierra y una investigación nuestra anterior ha demostrado que hubo consumidores de azufre hace 3400 millones de años también”.

“Esto nos dice que la vida tuvo que empezar mucho antes y confirma que no fue difícil que la vida primitiva se formara y evolucionara en microorganismos más avanzados”. Schopf aclara que los científicos desconocen cuánto antes pudo haber empezado la vida. “Pero, si las condiciones son las adecuadas, parece que la vida debería de ser algo generalizado en el Universo”, concluye.

[Fuente]

Un nuevo método para detectar planetas en el sistema de Alpha Centauri

por Amelia Ortiz · Publicada 19 diciembre, 2017 ·
19/12/2017 de Yale University / The Astronomical Journal


Representación artística de un hipotético planeta tipo Tierra en órbita en el sistema estelar de Alpha Centauri. Crédito: Michael S. Helfenbein.

Astrónomos de Yale han revisado el sistema estelar cercano Alpha Centauri y han encontrado modos nuevos para acotar la búsqueda de planetas habitables allí. Según un estudio, dirigido por la profesora Debra Fischer y la estudiante graduada Lily Zhao, puede haber planetas pequeños parecidos a la Tierra en Alpha Centauri que han pasado desapercibidos. Además el estudio descarta la existencia de varios planetas más grandes en el sistema que habían sido sugeridos por modelos anteriores.

“El Universo nos ha dicho que los tipos más comunes de planetas son los pequeños y nuestro estudio demuestra que esos son exactamente los que es más probable que se encuentren en órbita en Alpha Centauri A y B”, explica Fischer.

El sistema de Alpha Centauri está ubicado a 1.3 parsecs (40 billones de kilómetros) de la Tierra, lo que le convierte en el sistema estelar vecino más cercano. Posee tres estrellas: Centauri A, Centauri B y Proxima Centauri. El año pasado se descubrió un planeta del tipo Tierra en órbita alrededor de Proxima Centauri.

Con datos espectrográficos nuevos, los investigadores se preguntaron: “Si hubiese un planeta rocoso, pequeño, en la zona habitable, ¿lo habríamos podido detectar?” A menudo la respuesta que encontraron fue “no”. Zhao determinó que para Alpha Centauri A todavía podría haber planetas en órbita de menos de 50 veces la masa de la Tierra. Para Alpha Centauri B podría haber planetas de menos de 8 veces la masa de la Tierra y en el caso de Proxima Centauri, podría haber planetas en órbita de menos de la mitad de la masa terrestre.

[Fuente]