Esta Sección de la Liga Iberoamericana de Astronomía tiene como objetivo fundamental: La divulgación de la Ciencia orientada a los Exoplanetas o planetas extrasolares. Vincular y organizar a los Observadores con este interés en particular. La difusión de las nuevas técnicas empleadas por los aficionados para la detección de Exoplanetas. El colectar los reportes de Observadores para futuros proyectos de investigación en colaboración con profesionales.

Un júpiter caliente con vientos inusuales

por Amelia Ortiz · Publicada 23 enero, 2018 ·
23/1/2018 de McGill University / Nature Astronomy


Ilustración de artista que muestra el exoplaneta gaseoso CoRoT-2b, con una zona caliente hacia el oeste, en órbita alrededor de su estrella. Crédito: NASA/JPL-Caltech/T. Pyle (IPAC).

El punto más caliente de un planeta gaseoso cercano a una estrella lejana no se encuentra donde los astrofísicos esperaban, un descubrimiento que contradice lo que los científicos pensaban respecto a los muchos planetas de este tipo encontrados en otros sistemas solares.

A diferencia de nuestro familiar planeta Júpiter, los llamados jupiteres calientes giran asombrosamente cerca de sus estrellas, tanto que tardan, típicamente, menos de tres días en completar una órbita. Y un hemisferio de estos planetas siempre mira hacia su estrella, mientras que el otro está permanentemente dirigido hacia la oscuridad. Así, no es sorprendente que la cara “diurna” de los planetas se caliente mucho más que la cara nocturna y que el punto más caliente tienda a ser la zona más cercana a la estrella. Los astrofísicos han observado y predicho teóricamente que estos planetas experimentan también fuertes vientos que soplan en dirección este cerca de sus ecuadores, lo que puede a veces desplazar la zona caliente hacia el este.

Sin embargo, en el misterioso caso del exoplaneta CoRoT-2b, la zona caliente resulta encontrarse en dirección opuesta: al oeste del centro. Los investigadores ofrecen tres explicaciones posibles de este descubrimiento inesperado, cada una de ellas produciendo preguntas nuevas.

El planeta podría estar girando tan despacio que un giro tarda más que una órbita completa, lo que podría provocar vientos soplando hacia el oeste en vez de hacia el este, pero esto iría en contra de las teorías sobre la interacción gravitatoria estrella-planeta en órbitas muy cercanas. La atmósfera del planeta podría estar interactuando con el campo magnético del planeta para modificar su patrón de vientos, lo que podría proporcionar una rara oportunidad de estudio del campo magnético de un exoplaneta. Finalmente, nubes grandes que cubran la parte oriental del planeta podrían hacer que pareciera más oscura, pero esto iría en contra de los modelos actuales de circulación atmosférica en estos planetas.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: