Esta Sección de la Liga Iberoamericana de Astronomía tiene como objetivo fundamental: La divulgación de la Ciencia orientada a los Exoplanetas o planetas extrasolares. Vincular y organizar a los Observadores con este interés en particular. La difusión de las nuevas técnicas empleadas por los aficionados para la detección de Exoplanetas. El colectar los reportes de Observadores para futuros proyectos de investigación en colaboración con profesionales.

Un Exo-Venus

Un exo-Venus en el vecindario local

por Amelia Ortiz · Publicada 5 mayo, 2017 ·
5/5/2017 de AAS NOVA / The Astronomical Journal


Ilustración de artista de un exoplaneta similar a Venus, en órbita cerca de su estrella. Crédito: CfA / Dana Berry.

La Tierra es un gran lugar donde vivir, y Venus no lo es en absoluto. Ambos tienen masas y densidades  similares. Así que, ¿por qué uno evolucionó para mantener vida y el otro se convirtió en un horno inhóspito y estéril? Ésta es una pregunta que podríamos ser capaces de responder si pudiésemos conseguir observaciones de otros planetas parecidos a Venus y la Tierra. El descubrimiento reciente de un exo-Venus en nuestro vecindario solar podría suponer un paso adelante hacia este objetivo.

Un equipo de científicos dirigido por Isabel Angelo (SETI Institute, NASA Ames Research Center, y UC Berkeley) ha anunciado el descubrimiento de Kepler-1649b, un exoplaneta que transita por delante de una estrella situada a solo 210 años-luz de distancia. Kepler-1649b es único en el sentido de que siendo aproximadamente del mismo tamaño que la Tierra y Venus también recibe una cantidad de luz estelar parecida a la que llega a Venus.

Angelo y sus colaboradores realizaron una serie de observaciones de seguimiento después del descubrimiento con Kepler del planeta, para verificar su naturaleza y conocer sus propiedades. Descubrieron que Kepler-1649b tiene un radio que es 1.08 veces el de la Tierra y recibe un flujo incidente de radiación solar que es 2.3 veces el de la Tierra, y muy parecido al flujo incidente que recibe Venus. Kepler-1649b está alrededor de una estrella que sólo tiene un cuarto del radio de nuestro Sol, y se encuentra en órbita mucho más cerca de su estrella, rodeándola una vez cada 8.7 días.

Sin embargo, hay varios factores que lo diferencian de Venus. Kepler-1649b sufre los efectos de la variabilidad de su estrella, una enana de tipo M típicamente más activa magnéticamente que nuestro Sol. Además recibe radiación de menor energía debido a que su estrella, más fría que el Sol, emite radiación a frecuencias menores que el Sol. Además puede estar sujeto a fuertes efectos de marea producidos por la estrella al tener una órbita tan cercana a ella, que influirán a su vez en la existencia de estaciones y en la actividad geológica del planeta.

[Fuente Noticia]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: