Esta sección tiene como objetivo fundamental: La divulgación de la Astronomía orientada a Exoplanetas. Vincular y organizar a los Observadores con este interés en particular. La difusión de las nuevas técnicas empleadas por los aficionados para la detección de Exoplanetas. El colectar los reportes de Observadores para futuros proyectos de investigación en colaboración con profesionales.

Archivo para julio, 2015

Exoplaneta por la técnica de microlente

La colaboración entre telescopios permite descubrir un lejano planeta del tamaño de Urano con la técnica de microlente
31/7/2015 de Hubble site / The Astrophysical Journal

This graphic illustrates how a star can magnify and brighten the light of a background star when it passes in front of the distant star. If the foreground star has planets, then the planets may also magnify the light of the background star, but for a much shorter period of time than their host star. Astronomers use this method, called gravitational microlensing, to identify planets.

Esta infografía ilustra cómo una estrella puede intensificar la luz de una estrella situada al fondo cuando pasa por delante de ella. Si la estrella en primer plano tiene planetas, entonces los planetas también aumentan la luz de la estrella del fondo, pero por un periodo de tiempo mucho más corto que su estrella anfitriona. Los astrónomos emplean este método, llamado de microlente gravitatoria, para identificar planetas. Crédito:  NASA, ESA, y A. Feild (STScI).
El telescopio espacial Hubble de NASA /ESA y el observatorio Keck en Hawái han confirmado de manera independiente la existencia de un exoplaneta en órbita lejos de su estrella central. El planeta fue descubierto con una técnica denominada de microlente gravitatoria. Este descubrimiento abre una nueva región de descubrimiento en la búsqueda de planetas extrasolares: encontrar planetas tan alejados de sus estrellas centrales como Júpiter y Saturno lo están de nuestro Sol.

La gran mayoría de los exoplanetas catalogados hasta ahora están muy cerca de sus estrellas anfitrionas debido a que las diferentes técnicas de búsqueda de planetas actuales favorecen encontrar planetas en órbitas de periodos cortos. Pero no es este el caso con la técnica de microlente, que permite encontrar planetas más lejanos y fríos con órbitas de periodo largo que otros métodos no pueden detectar.

El efecto de microlente se produce cuando una estrella en primer plano amplifica la luz de una estrella situada al fondo cuando se alinean momentáneamente. Si la estrella en primer plano posee planetas, entonces los planetas puede que también amplifiquen la luz de la estrella del fondo, pero por un periodo de tiempo mucho más corto que su estrella anfitriona.  El cronometrado preciso y la cantidad de intensificación de la luz pueden revelar pistas acerca de la naturaleza de la estrella en primer plano y sus planetas acompañantes.

“Estas alineaciones casuales son raras, produciéndose sólo una vez cada millón de años para un planeta dado, por lo que se pensaba que sería necesaria una espera muy larga antes de poder confirmar la señal de microlente de un planeta”, afirma David Bennett de la University of Notre Dam. “Por fortuna, la señal planetaria predice lo rápido que se separarán las posiciones aparentes de la estrella del fondo y la estrella que tiene planetas y nuestras observaciones han confirmado esta predicción. Los datos del Hubble y del Keck, por tanto, constituyen la primera confirmación de una señal de microlente planetaria”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 31 de Julio de 2015 09:34 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6684:la-colaboracion-entre-telescopios-permite-descubrir-un-lejano-planeta-del-tamano-de-urano-con-la-tecnica-de-microlente&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

El exoplaneta rocoso más cercano

La gema escondida de Casiopea: el exoplaneta rocoso más cercano
31/7/2015 Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA) / Astronomy & Astrophysics

This artist's conception shows the silhouette of a rocky planet, dubbed HD 219134b, as it passes in front of its star. At 21 light-years away, the planet is the closest outside of our solar system that crosses, or transits, its star -- a bonus for astronomers because transiting planets are easier to study. The planet, which is about 1.6 times the size of Earth, is also the nearest confirmed rocky planet outside our solar system. It orbits a star that is cooler and smaller than our sun, whipping snuggly around it in a mere 3 days. The proximity of the planet to the star means that it would be scorching hot and not habitable.

Esta ilustración de artista muestra la silueta de un planeta rocoso, apodado HD 219134b, mientras pasa por delante de su estrella. A 21 años-luz de distancia, se trata del planeta más cercano fuera de nuestro Sistema Solar que cruza por delante, o transita, su estrella, un extra para los astrónomos puesto que los planetas en tránsito son más fáciles de estudiar. El planeta, con un tamaño de 1.6 veces el de la Tierra es también el planeta rocoso más cercano confirmado fuera de nuestro Sistema Solar. Orbita alrededor de una estrella que es más fría y pequeña que nuestro Sol,  completando un giro en solo 3 días. La proximidad del planeta a la estrella significa que sería abrasadoramente caliente y no habitable. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Cerca de una de las patas de la famosa forma de W de la constelación de Casiopea se encuentra una modesta estrella de quinta magnitud llamada HD 219134 que ha estado escondiendo un secreto. Los astrónomos ahora lo han descubierto: un planeta en una órbita de 3 días que transita, o pasa, por delante de su estrella. A una distancia de tan solo 21 años-luz, es de lejos el planeta que transita más cercano a la Tierra, algo que lo hace ideal para estudios de seguimiento. Además es el planeta rocoso más cercano confirmado fuera de nuestro Sistema Solar. Su estrella anfitriona es visible a simple vista en cielos oscuros, lo que significa que cualquiera con un buen mapa estelar puede ver este sistema de récord.

El mundo recién descubierto, designado como HD 219134b, fue descubierto con el instrumento HARPS-North instalado en el Telescopio Nazionale Galileo de 3.6 metros, en las islas Canarias. HARPS-North detecta planetas utilizando el método de velocidad radial, que permite a los astrónomos medir la masa del planeta. HD 219134b pesa 4.5 veces lo que la Tierra, tratándose pues de una supertierra. Con una órbita tan corta, los investigadores se dieron cuenta de que había buenas posibilidades de que el planeta transitase por delante de su estrella. En abril de este año apuntaron al sistema con el telescopio espacial Spitzer de NASA. En el momento justo, la estrella perdió ligeramente parte de su brillo mientras el planeta cruzaba por delante de su disco. Midiendo la profundidad del tránsito se obtuvo el tamaño del planeta, que es de 1.6 veces el de la Tierra. Ahora los investigadores podían calcular la densidad del planeta, que sale 6 g/cc. Esto demuestra que HD 219134b es un mundo rocoso.

Los investigadores detectaron otros tres planetas en el sistema empleando las velocidades radiales. Un planeta que pesa por lo menos 2.7 veces lo que la Tierra y gira alrededor de la estrella una vez cada 6.8 días. Un planeta parecido a Neptuno con 9 veces la masa de la Tierra y que tiene una órbita de 47 días. Y un mundo masivo más alejado, con 62 veces la masa de la Tierra en una órbita a 2.1 unidades astronómicas, con un “año” de 1190 días. Cualquiera de estos planetas podría también transitar la estrella, por lo que los astrónomos planean buscar estos tránsitos adicionales durante los próximos meses.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 31 de Julio de 2015 09:34 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6685:la-gema-escondida-de-casiopea-el-exoplaneta-rocoso-mas-cercano-&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

Un primo de la Tierra

La misión Kepler de NASA descubre un primo de la Tierra mayor y más viejo
24/7/2015 de NASA

This size and scale of the Kepler-452 system compared alongside the Kepler-186 system and the solar system. Kepler-186 is a miniature solar system that would fit entirely inside the orbit of Mercury.

Comparación en tamaño y escala del sistema Kepler-452 con el sistema Kepler-186 y el Sistema Solar. Kepler-186 es un sistema solar en miniatura que encajaría entero dentro de la órbita de Mercurio. El tamaño y extensión de la zona habitable de Kepler-452 es casi la misma que la del Sol, pero ligeramente mayor ya que Kepler-452 es algo más vieja, grande y brillante. El tamaño de la órbita de Kepler-452b es casi el mismo que el de la Tierra a 1.05 UA. Crédito: NASA/JPL-CalTech/R. Hurt.

La misión Kepler de NASA ha confirmado el descubrimiento del primer planeta casi del tamaño de la Tierra en la “zona habitable” alrededor de una estrella como el Sol. Este descubrimiento y el de otros 11 nuevos candidatos a planeta pequeños en zonas habitables marcan otro hito en la búsqueda de otra “Tierra”.

El planeta recién descubierto Kepler-452b es el más pequeño hasta la fecha encontrado en órbita dentro de la zona habitable (la región alrededor de la estrella donde el agua líquida podría acumularse en la superficie de un planeta en órbita) de una estrella de tipo G2, como nuestro Sol. La confirmación de Kepler-452b eleva el número total de planetas confirmados a 1030.

Kepler-452b es un 60 por ciento mayor en diámetro que la Tierra y es considerado un planeta supertierra. Aunque su masa y composición no han sido todavía determinados, las investigaciones previas sugieren que los planetas del tamaño de Kepler-452b tienen una buena probabilidad de ser rocosos. Aunque Kepler-452b es mayor que la Tierra, su órbita de 385 días es sólo un 5 por ciento más larga. El planeta está un 5 por ciento más lejos de su estrella nodriza Kepler-452 que la Tierra del Sol. Kepler-452 tiene 6 mil millones de años de edad, 1500 millones de años más que nuestro Sol, tiene la misma temperatura, es un 20 por ciento más brillante y su diámetro es un 10 por ciento mayor.

“Podemos pensar en Kepler-452b como un primo viejo y mayor de la Tierra que proporciona la oportunidad de comprender y reflexionar acerca de la evolución de la Tierra”, afirma Jon Jenkins de NASA. “Es asombroso considerar que este planeta ha pasado 6 mil millones de años en la zona habitable de su estrella, más tiempo que la Tierra. Se trata de una importante oportunidad para la aparición de la vida, en caso de que se dieran todos los ingredientes y condiciones necesarios para que la vida exista en este planeta”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 24 de Julio de 2015 09:25 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6659:la-mision-kepler-de-nasa-descubre-un-primo-de-la-tierra-mayor-y-mas-viejo&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

El punto ideal de los planetas

El punto ideal de los planetas
21/7/2015 de UC Santa Barbara / Nature Geoscience

Of the more than 1,000 verified planets found by NASA's Kepler Space Telescope, eight are less than twice Earth-size and in their stars' habitable zone.  - See more at: http://www.news.ucsb.edu/2015/015769/planetary-sweet-spot#sthash.gxbCmHwZ.dpuf

De los más de 1000 planetas confirmados encontrados por el telescopio espacial Kepler de NASA ocho tienen un tamaño menor que el doble de la Tierra y se encuentran en la zona habitable de sus estrellas. Crédito: NASA.

 

El planeta Tierra está situado en lo que los astrónomos llaman la zona “Ricitos de Oro”, un lugar ideal del Sistema Solar donde la temperatura en la superficie de un planeta no es ni demasiado caliente ni demasiado fría. La distancia perfecta desde la estella anfitriona define la zona de habitabilidad, la región alrededor de la estrellas con las condiciones óptimas para evitar que el agua se congele o hierva.

Sin embargo, una nueva teoría del geoquímico Matthew Jackson, de UC Santa Bárbara, señala que la composición global de un planeta puede también jugar un papel crítico a la hora de determinar la tectónica en los regímenes climáticos de un planeta y, por tanto, su habitabilidad. Según Jackson, la tectónica de placas es una manifestación de la Tierra tratando de enfriarse a sí misma. Las placas frías se hunden en la Tierra y absorben calor, mientras que los volcanes emiten el calor allá donde las placas se están formando y separando. “El que pueda o no producirse tectónica de placas depende de hecho en si la Tierra está o no demasiado caliente o demasiado fría”, afirma. “Si está demasiado caliente, la tectónica de placas se detiene, y si está demasiado fría, se congela”.

En 2013 Jackson y Mark Jellinek, de la Universidad de British Columbia, publicaron un nuevo modelo de la composición de la Tierra según el cual una gran proporción del manto fue eliminada para pasar a formar la corteza continental. El modelo asumía también una reducción del 30 por ciento en el contenido de uranio, torio y potasio del planeta. La desintegración de estos elementos que se forman de manera natural genera casi todo el calor radiactivo del planeta. “Señalamos que si el planeta contiene tanto uranio, torio y potasio como indica el modelo antiguo, la tectónica de placas no sería posible”, explicó Jackson. “Si ése es el caso, puedes acabar con un planeta que sólo tiene una gran placa y puede convertirse en un invernadero extremo como Venus. El nuevo modelo de composición proporciona a la Tierra un lugar ideal propio en el que su interior no es demasiado caliente ni demasiado frío, un lugar que permite que funcione el modo actual de tectónica de placas”.

Si el uranio, el torio y el potasio gobiernan la tectónica de placas, tal como proponen Jackson y Jellinek, los astrónomos que buscan planetas habitables podrían tener un parámetro más que considerar.

[Noticia completa]

Actualizado ( Martes, 21 de Julio de 2015 09:14 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6643%3Ael-punto-ideal-de-los-planetas&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Descubren un gemelo de Júpiter

Descubren un gemelo de Júpiter alrededor de una gemela solar
16/7/2015 de ESO / Astronomy and Astrophysics

eso1529aEsta impresión artística nos muestra el nuevo descubrimiento de un gemelo de Júpiter, gigantesco y gaseoso, orbitando una gemela solar, HIP 11915. El planeta tiene una masa muy similar a Júpiter, y orbita a la misma distancia de su estrella como Júpiter respecto al Sol. Ello, junto con la composición de HIP 11915, similar al Sol, sugiere la posibilidad que el sistema de planetas orbitando HIP 11915 sea parecido a nuestro propio Sistema Solar, con planetas rocosos orbitando más cerca de su estrella anfitriona. Crédito: ESO/L. Benassi.

Un equipo internacional de astrónomos ha utilizado el telescopio de 3.6 metros de ESO para identificar un planeta igual a Júpiter orbitando a la misma distancia de una estrella como el Sol, denominada HIP 11915. Según las teorías actuales, la formación de planetas con masas semejantes a Júpiter juega un importante papel en la configuración de la arquitectura de los sistemas planetarios. La existencia de un planeta con masa y órbita similares a Júpiter, alrededor de una estrella como nuestro Sol, abre la posibilidad de que el sistema de planetas alrededor de esta estrella pudiera ser similar a nuestro propio Sistema Solar. HIP 11915 tiene aproximadamente la misma edad de nuestro Sol y, además, la similitud de su composición sugiere que podría haber planetas rocosos orbitando más cerca de la estrella.

Hasta ahora, los sondeos para encontrar exoplanetas han sido muy sensibles a los sistemas planetarios habitados por planetas masivos en sus regiones internas, cuyas masas son un poco mayores a la Tierra. Ello contrasta con nuestro Sistema Solar, donde hay pequeños planetas rocosos en las regiones internas y gigantes gaseosos, como Júpiter, hacia el exterior.

Un equipo liderado por Brasil se ha centrado en las estrellas similares al Sol, en un intento por hallar sistemas planetarios similares a nuestro propio Sistema Solar. El equipo ha descubierto ahora un planeta con una masa muy similar a la de Júpiter orbitando una estrella como el Sol, HIP 11915, a casi exactamente la misma distancia de Júpiter. Este nuevo descubrimiento se logró utilizando el instrumento HARPS, uno de los cazadores de planetas de mayor precisión a nivel mundial, instalado en el Telescopio de 3.6-metros de ESO, en el Observatorio La Silla en Chile.

La estrella anfitriona, la gemela solar HIP 11915, no sólo es similar al Sol en masa sino que, además, tiene casi la misma edad. Para reforzar aún más las semejanzas, la composición de la estrella es similar a la del Sol. La impronta química de nuestro Sol puede parcialmente estar marcada por la presencia de planetas rocosos en el Sistema Solar, sugiriendo la posibilidad de planetas rocosos alrededor de HIP 11915.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 16 de Julio de 2015 09:03 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6626%3Ase-descubre-gemelo-de-jupiter-alrededor-de-una-gemela-solar&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Los componentes terrestres son encontrados en otros sistemas

Los componentes para construir una Tierra encontrados en todos los sistemas planetarios
13/7/2015 de Royal Astronomical Society

Artist's impression of gas and dust - the raw materials for making planets - swirl around a young star. The planets in our solar system formed from a similar disk of gas and dust captured by our sun. Credit: NASA/JPL-Caltech. Click for a full-size image

Ilustración de artista de gas y polvo – los elementos básicos para construir planetas – que giran alrededor de una joven estrella. Los planetas de nuestro Sistema Solar se formaron a partir de un disco similar de gas y polvo capturado por nuestro Sol. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Es tres veces más probable que los planetas tipo Tierra en órbita alrededor de otras estrellas tengan el mismo tipo de minerales que la Tierra de lo que pensaban los astrónomos. De hecho, las condiciones para construir los componentes de las rocas terrestres se encuentran por toda la Vía Láctea.

Los minerales formados por carbono, magnesio, oxígeno y silicio se piensa que controlan el paisaje de los planetas rocosos que se forman en sistemas solares alrededor de estrellas similares al Sol. Una diferencia sutil en la mineralogía puede tener grandes consecuencias para la tectónica de placas y en el calentamiento y enfriamiento de la superficie, todo ello afectando en última instancia a la habitabilidad de un planeta. Hasta ahora los astrónomos pensaban que los planetas rocosos se dividían en tres grupos distintos: aquéllos con un conjunto de componentes parecidos a los de la Tierra, aquéllos con una concentración más rica de carbono y aquéllos que contienen mucho más silicio que magnesio.

“La proporción de elementos en la Tierra ha producido unas condiciones químicas que son las necesarias para la vida. Demasiado magnesio o muy poco silicio y tu planeta acaba teniendo el equilibrio equivocado entre los minerales que forman el tipo de rocas que constituyen la corteza de la Tierra”, afirma el profesor Brad Gibson, de la Universidad de Hull. “Demasiado carbono y tu planeta rocoso se convertirá en algo más parecido al grafito de tu lápiz que a la superficie de un planeta como la Tierra”.

Gibson y su equipo han construido una sofisticada simulación de la evolución química de la Vía Láctea, lo que resulta en una recreación precisa de la Vía Láctea tal como la vemos hoy en día. Esto ha permitido estudiar la química de procesos como la formación de planetas, en detalle. “Como representación global de la Vía Láctea, todo era bastante perfecto. Todo estaba en su lugar correcto; los ritmos de formación y muerte de estrellas, los elementos individuales y los isótopos, todos coincidían con observaciones de lo que la Via Láctea es en realidad. Pero cuando miramos a la formación de planetas, cada sistema solar poseía los mismos componentes elementales que la Tierra y no sólo uno de cada tres. No logramos encontrar un fallo en el modelo, así que comprobamos las observaciones. Encontramos algunas incertidumbres que provocaban el resultado de uno de cada tres. Eliminándolas, las observaciones coincidían con nuestras predicciones de que los mismos componentes elementales se encuentran en cada sistema de exoplanetas, sea cual sea el lugar de la Galaxia en el que se halle”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Lunes, 13 de Julio de 2015 09:33 ) http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6610:los-componentes-para-construir-una-tiera-encontrados-en-todos-los-sistemas-planetarios&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

Observan el nacimiento de un planeta

Observan el nacimiento de un planeta
2/7/2015 de ETH Zurich / Astrophysical Journal

The formation of a giant gas planet (right) near the star HD 100546 (left) is not yet complete, allowing astronomers to observe the process. (Artist’s impression: ESO / L. Calçada)

La formación de un planeta gigante de gas (derecha) cerca de la estrella HD 100546 (izquierda) no es todavía completa, permitiendo a los astrónomos observar el proceso. Crédito: ilustración artística de ESO/L. Calçada.  

Astrónomos de ETH Zurich han confirmado la existencia de un joven planeta gigante de gas todavía en el interior del disco de gas y polvo que rodea su estrella progenitora. Por primera vez los científicos han podido estudiar directamente la formación de un planeta en una fase muy temprana.

Un equipo internacional de astrónomos dirigido por investigadores de ETH Zurich ha confirmado, con datos de la cámara NACO del telescopio VLT de ESO, confirmar su hipótesis de que un joven planeta de gas – que se supone es parecido al Júpiter de nuestro propio Sistema Solar – está en órbita alrededor de la estrella llamada HD 100546.

A “solo” 335 años-luz de distancia, HD 100546 es una de nuestras vecinas cósmicas y con su edad de entre cinco millones y diez millones de años es relativamente joven en términos astronómicos. Como muchas estrellas jóvenes, está rodeada por un masivo disco de gas y de polvo. Las regiones exteriores de este disco albergan al protoplaneta, que se encuentra a una distancia de su estrella progenitora unas cincuenta veces mayor que la distancia entre la Tierra y el Sol.

El planeta es el primero de su clase que ha sido descubierto. “”Nos proporciona datos observacionales únicos de lo que ocurre cuando se forma un gigante de gas”, afirma Sascha Quanz, director del trabajo.

Otros astrónomos han encontrado dos jóvenes estrellas más que parecen albergar planetas gigantes jóvenes, aunque estos parecen encontrarse en fases más tardías de la evolución ya que, gracias a su movimiento orbital, han limpiado grandes regiones de los discos en los que se encuentran. Por el contrario, no se han encontrado grandes huecos en las proximidades de HD 100546b. “Nuestro objeto parece rodeado de mucho polvo y gas”, añade Quanz. Además del disco circunestelar de la estrella progenitora podría haber también un disco circumplanetario más pequeño que rodea el planeta recién formado y desde el cual la materia es acretada hacia el planeta.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 02 de Julio de 2015 09:28 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6552%3Aobservan-el-nacimiento-de-un-planeta&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es