Esta sección tiene como objetivo fundamental: La divulgación de la Astronomía orientada a Exoplanetas. Vincular y organizar a los Observadores con este interés en particular. La difusión de las nuevas técnicas empleadas por los aficionados para la detección de Exoplanetas. El colectar los reportes de Observadores para futuros proyectos de investigación en colaboración con profesionales.

Archivo para abril, 2014

Mision Kepler descubre el primer exoplaneta tamaño Tierra en la zona habitable de una estrella enana

kepler186f_comparisongraphic

Utilizando el Telescopio Espacial Kepler de la NASA, se ha descubierto el primer exoplaneta de tamaño terrestre orbitando una estrella en su zona habitable (el rango de distancias a una estrella donde puede existir agua líquida en la superficie de un planeta). El descubrimiento de este planeta, Kepler-186f, confirma que existen planetas del tamaño de la Tierra en las zonas habitables de otras estrellas.

Si bien ya se había descubierto planetas orbitando zonas habitables, todos ellos tenían un tamaño al menos 40% superior al de la Tierra y comprender su composición es un desafío. Kepler-186f es algo más similar a la Tierra.

Aunque el tamaño de Kepler-186f es conocido, se desconoce su masa y composición. Sin embargo, investigaciones previas sugieren que un planeta del tamaño de Kepler-186f es probable que sea rocoso.

Este exoplaneta se encuentra en el sistema Kepler-186, a unos 500 años-luz de la Tierra en la constelación del Cisne. El sistema también es hogar de cuatro planetas compañeros, los que orbitan una estrella de la mitad del tamaño y masa del Sol. La estrella es clasificada como una enana M, o enana roja, una clase de estrellas que compone hasta el 70% de las estrellas de la Vía Láctea.

Kepler-186f orbita su estrella una vez cada 130 días y recibe un tercio de la energía de su estrella de lo que la Tierra recibe del Sol, ubicándose cerca del borde exterior de la zona habitable. En la superficie de Kepler-186f, el brillo de su estrella al mediodía es similar al que vemos en nuestro planeta una hora antes de la puesta de sol.

Cabe destacar que el hecho de que un planeta se encuentre en la zona habitable de su estrella no significa que sea habitable, dado que su temperatura depende de qué tipo de atmósfera posea. Por tanto, no se puede clasificar a Kepler-186f como un planeta gemelo de la Tierra, sino solamente como uno que tiene algunas características similares, por lo menos hasta que conozcamos la composición de su atmósfera.

Los otros cuatro planetas, Kepler-186b, Kepler-186c, Kepler-186d y Kepler-186e, orbitan la estrella cada 4, 7, 13 y 22 días, respectivamente, lo que los hace demasiado calientes para la vida como la conocemos. Esos cuatro planetas interiores tienen menos de 1,5 veces el tamaño de la Tierra.

El próximo paso en la búsqueda de vida en otros planetas es buscar gemelos de la Tierra –planetas de tamaño terrestre orbitando en la zona habitable de una estrella tipo Sol- y obtener sus composiciones químicas. Solo entonces, cuando se mida la composición atmosférica de un planeta y sea muy parecida a la de la Tierra, podríamos decir que hemos encontrado el primer gemelo de la Tierra.

Fuente:NASA